Saltar al contenido

Vespa, una moto antigua, que nunca pasa de moda

¡Para esta motocicleta clásica, los años nunca pasan! Con millones de fans en todo el mundo, su cultura, estilo de vida y sentido es como una religión, de la cual estamos enamorados. Este es tu sitio, vivimos tu pasión ¡Sube!

¡Muévete con libertad! Todo lo que necesitas para tu vivir devoción por la Vespa

El mundo de la Vespa es extenso, diverso y apasionante. Por eso te hemos agrupado las principales categorías de este universo, para que no te pierdas en ellas.

Vespa

Moverse con comodidad, de manera sencilla y fácil por las urbes en la actualidad es una necesidad casi intrínseca para aquellos que las habitan.

Es por ello, que Piaggio nos ofrece sus scooters, Vespa, para que podemos recorrer las calles tranquilamente con sus vehículos.

Durante casi 75 años, nos han venido ofreciendo un producto que ha atrapado tanto a un público tanto juvenil como más adulto.

Y la realidad es que las Vespa son todo un referente del desarrollo industrial, la búsqueda de la innovación y de la originalidad de una marca.

¡Qué nada se te escape! Los artículos Vespa más de moda en 2020

Historia de Vespa

La historia de Vespa es la historia de una familia, y de cómo evoluciona su negocio en la industria.

Cuando hablamos de la historia de Vespa antes debemos hablar de la historia de Piaggio puesto que será esta empresa la que cimente posteriormente la firma de motocicletas. 

Los orígenes de Piaggio se sitúan en 1885 cuando el diseñador Rinaldo Piaggio fundó su propio taller para fabricar el mobiliario para los barcos. Este negocio, de algún modo, acaba derivando a fabricar vagones de ferrocarril.

Finalmente, el diseñador italiano acabaría por construir aviones y motores para estos en sus propios talleres.

Este negocio, derivaría de estar ya fabricando motores para ferrocarriles y barcos con anterioridad, y durante la Primera Guerra Mundial le generaría grandes beneficios al fabricar aviones e hidroaviones.

Durante esta época abriría nuevas instalaciones como la planta de Pisa, y un poco más tarde la conocida plata en Pontedera, que se convertiría en el centro de la producción aeronáutica. 

La Segunda Guerra Mundial sería un duro momento para la fabricante de motores puesto que al tratarse de una de las principales fabricantes de aviones italianos, tanto civiles como militares, serían víctimas de bombardeos quedando de esta manera en la ruina.

En esta lamentable situación sería cuando los hijos de Rinaldo Piaggio, Enrico y Armando, iniciarían la reconversión a nivel industrial de su negocio.

Con la visión de un medio de transporte cómodo, de fácil manejo y barata y con la ayuda del ingeniero aeroespacial e inventor Corradino D’Ascanio, consiguieron fabricar esta máquina.

Aunque no todo salió a la perfección en el primer intento, encontraréis en primer lugar un primer prototipo que llevaba como nombre MP5, y apodado como Paperino, que significa patito en italiano, debido a la forma que adquiría.

Este prototipo estaría basado en las motocicletas plegables que utilizaban los paracaidistas británicos durante la Segunda Guerra Mundial. No obstante, este prototipo no sería del todo convincente por lo que buscarían otro diseñó.

Sería el mismo Corradino D’Ascanio quién diseñaría el prototipo que hoy por hoy conocemos, poniendo el motor en la rueda posterior y una pata delantera emulando el tren de aterrizaje de un avión.

Cuenta la leyenda que cuando Piaggio vió el prototipo exclamó “Bello, mi sembra una vespa”, que significa “Bonita, me recuerda a una avispa”. Aludiendo la forma de la motocicleta, teniendo la parte trasera muy ancha, el manillar como antena y todo unido por una fina cintura.

De esta manera, el modelo de scooter, formalmente hablando, nacería el 23 de abril de 1946, siendo esta fecha cuando el modelo sería patentado.

La reacción del público estaba dividida, por un lado aquellos que veían la patente de Piaggio como un gran invento revolucionario y por otro lado aquellos que eran más escépticos y no creían en el invento.

No obstante, Piaggio no se dejó intimidar por las vanas esperanzas de aquellos que no creían en su invento y en su primera fabricación hizo una tirada de 2.000 motocicletas.

El italiano vendería estas motocicletas por 55.000 liras por la versión normal y 61.000 liras por la versión de lujo, que incluiría detalles como un velocímetro, el caballete lateral o neumáticos con la banda blanca.

Durante los siguientes años, para fortuna de Piaggio, los modelos puestos a la venta se irían fabricando considerablemente. Debido a su gran popularidad, en apenas cuatro años llegarían a producir 60.000 vehículos.

Las Vespa llegarían a ser conocidas por todo europa puesto que estos mercados lo valorarían como un producto totalmente italiano equiparable al carro romano.

Vespa en España

No es raro, que por ello el fenómeno Vespa también llegue a España. Es por ello que en 1952, una España que está empezando a cicatrizar tras la cruenta Guerra Civil necesita que sus habitantes se desplacen por ciudades de una forma fácil para fomentar la industria en el país.

Como el representante de FIAT en España era Spartaco G. Boldori Malandri, el cual se trataba de uno de los entusiastas de Vespa y amigo personal de Piaggio le propone abrir un aplanta de Vespa en Madrid.

Para llevar a cabo este proyecto, se necesitaría a cabo una cierta ayuda puesto que se trata de un proyecto muy ambicioso. Es por ello que se unió al proyecto Juan Lladó, consejero delegado del Banco Urquijo.

Una vez estando todos los colaboradores ya dispuestos se abre en la calle de Julián Camarillo, y los accionistas mayoritarios de este proyecto serían el Banco Urquijo, a través del Instituto Nacional de Industria, y la propia marca Piaggio.

Las fábricas de la marca Vespa irían cerrando poco a poco, pero la marca española combatió esto creando la marca propia Vespino, lo cual ralentizará la muerte de las fábricas dentro del país.

En el nuevo milenio finalmente Vespa acabaría comprando Vespino y Derbi y al tener 3 centros de producción en el país deslocalizaría los centros de producción debido a la decadencia de la marca. En 2003, sería cuando la planta en Madrid sería finalmente cerrada.

Ciertamente, el impacto de la scooter ha sido muy grande en España, un claro ejemplo de ello es que el servicio de reparto a domicilio de correos utiliza estas motocicletas, al igual que repartidores de comida a domicilio.

También encontramos el furor de este tipo de vehículo cuando en España, compiten con Inglaterra por ver a cuanta gente pueden montar en una de estas motocicletas.

La competición se inicia cuando en España se supera el récord inglés de montar a 8 personas, montando 12 personas en una de estas. Los ingleses, por su parte contestarán llegando a montar 13 personas.

Poco tiempo después,  en Valladolid se alcanza un récord que aún a día de hoy no se ha conseguido rebatir. Se llegó a conseguir montar sobre la scooter hasta 30 personas y consiguieron recorrer un kilómetro entero.

Primeros modelos de vespa

Aunque las historia de esta marca italiana no sea muy larga, puesto que no llega a los 100 años, eso no ha impedido que se trate de una marca muy popular y que con ello se hallan sacado muchísimos modelos de esta.

Viendo los tres primeros años de historia de la mítica firma de motocicletas podemos ver las tendencias y evoluciones que siguen durante la consolidación de la fabricante italiana en el mundo del motor.

El modelo original es la vespa 98, se presentó en el circuito de golf de Roma en Abril de 1946. Aparece como portada de las revistas “Motociclismo” y “La Moto”, para suscitar la curiosidad del público de la época.

El éxito de este modelo original ayuda a que al año siguiente, en 1947, se saque el modelo Vespa 98 Corsa Circuito. Este modelo es diseñado para demostrar el potencial de las pequeñas motocicletas.

Esta pequeña motocicleta de esta manera consigue logra alcanzar el potencial para el cual está diseñado, es decir que sea rápida en las competiciones de su categoría. Queda demostrado este potencial cuando Giuseppe cau triunfa en la cronoescalada de Monte Carlo de 1947.

Este mismo año se renovaría el modelo original, es decir tenemos la Vespa 98 serie II. Este modelo recibe bastantes mejoras respecto al modelo anterior, tanto en el aspecto visual como el diseño.

En 1949, deciden acabar con el modelo original Vespa 98, y sacar el modelo Vespa 125, mejorando la capacidad del motor de 98cc a 125cc. Este modelo además de un motor más potente incluye mejoras en las suspensiones delantera y trasera.

El siguiente modelo que sacan es la Vespa 125 corsa Chasis de aleación, esta motocicleta tiene la peculiaridad de que el chasis está fabricado con la misma aleación de aluminio con la que se fabricaban las aviones.

Se trata de un modelo bastante avanzado, tecnológicamente hablando, además que la mejora en la tecnología le otorga bastante más autonomía y consigue optimizar la conducción a altas velocidades.

Del modelo de 125cc también sacan una versión para carreras, tratándose de la Vespa Circuito 125. Al igual que pasa con el modelo de 98cc este se diseña con la finalidad de competir, no obstante se saca al mercado como una prueba para distintas soluciones tecnológicas.

Con la meta de promover la imagen en el ámbito deportivo de Vespa, en 1959 y 1951, la marca italiana lanza los modelos Montlhery y Siluro, con unas formas bastante pintorescas. Estos modelos consiguen conseguir unos resultados bastante buenos.

Se trata de un modelo bastante avanzado, tecnológicamente hablando, además que la mejora en la tecnología le otorga bastante más autonomía y consigue optimizar la conducción a altas velocidades.

La Vespa 125 de 1951 es similar a la de 1949, excepto que a ana bastante en comodidad, gracias a la amortiguación hidráulica que también está en la rueda delantera. Este modelo es que saldría en la película Vacaciones en Roma.

En 1955, se presenta la Vespa 150 Sidecar, la cual fue todo un éxito en españa. Este modelo estaba siendo diseñado desde finales de 1948, finalmente con el diseño de 150cc se puede lanzar un modelo de motocicleta con sidecar que fuese cómodo tanto para trayectos cortos como trayectos largos.

En 1956 se lanzaría al mercado la Vespa 150, precedida por la 150 GS el año anterior de un estilo deportivo. Este modelo tiene tiene el motor de 150cc y se trata de un modelo mucho más cómodo que los precedentes. 

Estos al fin y al cabo son los modelos más representativos de la Vespa, que durante los diez primeros años de vida llegaría al millón de ventas superando con creces las expectativas de aquellos escépticos que no creían del todo en este vehículo.

También se diseñan otros modelos que se trata de curiosidades a día de hoy, como puede ser la motocicleta militar que cuenta con un cañón adosado a ella. Aunque el uso de motocicletas en el ámbito militar no es raro, ya que existen varios modelos destinados a este uso, si que es raro ver una motocicleta con un cañón.

También podemos encontrar un coche de la firma italiana que durante el momento en el que se sacó fue todo un éxito, llegando a participar en el rally de montecarlo.

Vespa en la actualidad

Durante la última década, la firma italiana no ha cesado en su producción de motocicletas en todo el mundo. 

En muchas ocasiones versiones conmemorativas de sus primeras versiones pero con prestaciones mucho superiores, contando con el encanto clásico de las primeras motocicletas con la comodidad de ahora.

Tampoco se ha desdeñar la innovación en el campo de las motocicletas de la firma italiana, puesto que los modelos que sacan año tras año siguen siendo de diseño puntero en este mundo del motor.

También encontramos colaboraciones con otras marcas como el modelo de Giorgio Armani sacado durante 2015 para conmemorar el 130 aniversario del grupo empresarial Piaggio.

También encontramos la versión con la escudería de coches Ferrari para conmemorar la victoria del escudería italiana durante el Campeonato Mundial de Fórmula 1 durante el año 2000. Presentando los nombres de los pilotos y siendo una motocicleta de un flamante color rojo que hace referencia a la escudería. 

Es un hecho innegable que Vespa ha sido todo un éxito a nivel mundial, es por ello que muchas otras marcas han intentado copiar los diseños creados por la marca italiana.  No obstante, ninguna de ellas se acerca a la calidad histórica de Vespa.

Con ello nunca hay que perder de vista la visión original de la Vespa original, un transporte cómodo, sencillo y fácil de manejar para poder recorrer la ciudad de una forma sencilla. 

🔝 ¡Descubre las mejores tiendas online del momento!